miércoles, 22 de octubre de 2014

PRESENTACIÓN DEL LIBRO FREUD Y LACAN -HABALDOS- 3 DUELO Y MELANCOLIA

PRESENTACIÓN DEL LIBRO FREUD Y LACAN –HABLADOS- 3 DUELO Y MELANCOLIA
DE MIGUEL OSCAR MENASSA

El libro es fuerza, es valor, es alimento; antorcha del pensamiento y manantial del amor, escribió Rubén Dario.
Así que en esta tarde de otoño me congratulo de compartir con todos ustedes este nuevo libro del Dr. Miguel Oscar Menassa: Freud y Lacan –hablados- 3 Duelo y Melancolía. Un libro que se inscribe en una serie, el número 3, repitiendo la diferencia. En este caso trata todo él de un mismo tema Duelo y Melancolía, trabajando el texto de Freud del mismo título.
Miguel Oscar Menassa es el director de la Escuela de Psicoanálisis y Poesía Grupo Cero, una escuela, una manera de pensar la transmisión. Y no hay transmisión sin escritura, donde se produce esa manera de pensar.  
En el Acta de Fundación de la Escuela de Psicoanálisis Grupo Cero, junio de 1981 podemos leer: “Volver a Freud para producir en sus textos lo que él ya produjo, una teoría que pone en cuestión (y eso no es poco) todo el pensamiento anterior a ella.” Y Menassa vuelve a Duelo y Melancolía para mostrarnos en estas 93 páginas como la existencia del pensamiento inconsciente hace lábil cualquier cuestión que tenga que ver con el ser humano, porque son mecanismos psíquicos normales, presentes en todos los seres humanos, que llevan en un caso al amor y en otros a la muerte, en un caso a la estupidez, en la cual nos sume cualquier enfermedad mental y en otro al sublime estado de la creación, como leemos en la Ponencia inaugural del VI Congreso que lleva por título Diferencia entre salud y enfermedad. Un ejemplo: Duelo y Melancolía.
Y despliega el texto de Freud, mostrándonos qué es leer, nos habla del mecanismo de producción del duelo, de la melancolía, de la capacidad de sustitución y de amor de uno y de otra, de la identificación o del movimiento libidinal en juego.
Pero además nos advierte que hay que discriminar el duelo de la melancolía y, el duelo y la melancolía, de la tristeza. Es frente a la pérdida, frente a la carencia que todo se decide. Enfermedad, duelo, creación. Y es el psicoanálisis el que nos permite tal discriminación. Por eso la importancia de la formación del psicoanalista como nos señala Menassa, porque para que exista para alguien la posibilidad de curar alguna enfermedad mediante el método psicoanalítico lo más importante es la formación del psicoanalista, y la formación siempre es en una cadena de transmisión. Un psicoanalista es entre otros psicoanalistas, algo imposible de pensar sin una Escuela de Psicoanálisis.
Duelo y Melancolía un libro que nos habla de la clínica y de todos y cada uno de nosotros, porque como nos dice el autor en la primera página: “Hablar de melancolía, siempre es hablar de uno, porque el que más o el que menos, ha perdido un objeto amoroso en su vida, o un ideal o un sueño, o ha tenido que cambiar de ciudad, de país, de familia…”
Siempre estamos al borde del abismo, ante cualquier pequeño cambio, ante cualquier pequeña pérdida o desacuerdo se instala un duelo, una tristeza o puede instalarse una melancolía, algo que también se juega en la formación: cada vez que un psicoanalista acontece en una interpretación, en un tiempo, en una situación grupal, institucional, donde se va a acercar a la posición de poder ejercer como psicoanalista prolonga la aceptación de dicho cambio. … Por eso es absolutamente necesario que un psicoanalista continúe su psicoanálisis, es decir, que para poder entender la enfermedad en psicoanálisis, hay que entender que el sujeto nunca abandona lo que consigue y cuando lo abandona, lo abandona con un gran gasto energético, que esa es la enfermedad, nos dice Menassa.
Quizás que este libro esté todo él dedicado a Duelo y Melancolía  tenga que ver con la importancia y gravedad del tema que Menassa nos señala, quien llega a decir que el 89% de la población estaría deprimida, porque más allá de que la depresión esté en la base de la producción de enfermedades orgánicas muy graves y mutilantes como el cáncer, el SIDA o el infarto, cierto grado de inapetencia sexual, cierto grado de insomnio, cierto grado de desprecio por las personas iguales, ciertas fantasías de empobrecimiento, de ruina, de catástrofe, todos esos son síntomas melancólicos.
Una sociedad melancólica porque estamos deprimidos, hemos perdido casi todos los ideales… porque si usted era de derechas ya no puede haber más revolución de derechas y si usted era de izquierdas ya no puede haber más revolución de izquierdas y si usted era cristiano ya no puede haber revolución cristiana y si usted era verde le van a terminar metiendo un árbol por el culo, pero no hay revolución del obrero. No hay cristianismo, no hay feminismo, fracaso del feminismo, por lo tanto, no le demos más vueltas, estamos deprimidos, históricamente hablando.
Y para terminar volvamos a la frase de Rubén Dario El libro es fuerza, es valor, es alimento; antorcha del pensamiento y manantial del amor.
Un libro, una escritura: Freud y Lacan –hablados- 3 Duelo y Melancolía.

Dra. Pilar Rojas

Psicoanalista

miércoles, 15 de octubre de 2014

martes, 7 de octubre de 2014

¿POR QUÉ PSICOANALIZARSE?

"Su vida futura está encadenada a palabras, y usted tiene una opción de encadenar toda su vida futura a otras palabras que a las que ya está su vida encadenada. A menos que usted crea que es un príncipe, yo intentaría encadenar mi vida a otras palabras. A menos que usted se crea una princesa afortunada en brazos de su madre.
Pero si no, lo que propone el psicoanálisis es verdaderamente interesante: mis pasos futuros se van a encadenar según otras palabras que las que ya comprendo y conozco."
Miguel Oscar Menassa